CLEO KOZLOV

 

Buenos Aires, 1979.

Cleo, en vez de Cleopatra, fue el nombre que negociaron sus padres. Ana no podía entender cómo Pavel insistía en ponerle a su hija un nombre que significaba “hija de padre famoso”.

Él argumentaba: ¿Por qué no? Lo que es, es.

Pero él no era famoso.

Hoy Cleo piensa que, literalmente, su hija no tendrá la posibilidad de llevar ese nombre. Ella no tendrá padre. Cleo decidió ser madre soltera y se hizo una inseminación con donante anónimo.